¿Qué es la Quiropráctica? Con Carlos Quesada, de Institut Sinia

Quiropractica Barcelona
La Quiropráctica te conecta a la inteligencia de tu propio cuerpo. Así lo describen muchos profesionales. Hace unas semanas, tuvimos el placer de entrevistar a Carlos Quesada, quiropráctico del Institut Sinia donde nos explicaba en qué consiste esta práctica y los beneficios que tiene para nuestra salud.

1 . Antes que nada, qué es la quiropráctica?

Es la profesión sanitaria que trata los problemas neuromusculoesqueléticos derivados de las subluxaciones vertebrales. ¡Toma ya! Así nos define la OMS, pero dicho en pocas palabras nos ocupamos de los problemas que la columna vertebral puede provocar en los nervios y en la conexión cuerpo-cerebro. Es una forma de diagnosticar y tratar problemas de salud que afectan los nervios, los músculos, los huesos y las articulaciones del cuerpo. Los ajustes manuales de la columna vertebral, llamados manipulación de la columna, son la base del cuidado quiropráctico.

2 . Explícanos en qué se diferencia la quiropráctica con otras disciplinas como la fisioterapia o la osteopatía.

La diferencia principal es que el objetivo de la quiropráctica es generar cambios a nivel neuro, es decir, en tu sistema nervioso. Es una manera de conectar tu cerebro al resto del cuerpo sin que haya ninguna “fricción”, imagínate un enchufe del que salen un montón de cables, esa sería la similitud que más se acerca. El nivel de percepción de nuestro propio cuerpo baja cuando no movemos la columna adecuadamente y eso es lo que tratamos con nuestras terapias.

El 70% de nuestras visitas vienen a la consulta por dolor de espalda que acaban resultando en mejoras de estilo de vida como el sueño, el cansancio la tensión y demás, lo que demuestra la relación de una des-alineación de la columna con el resto de nuestro cuerpo. El resto de pacientes sí que vienen por problemas derivados del estrés o insomnio.

3 . Carlos, explícanos cómo empezaste, qué fue lo que te llevó a formarte como quiropráctico?

En 2006, yo me había licenciado en Filología, iba por la mitad de mi doctorado, colaboraba con un catedrático ayudándole en ediciones especiales de autores del siglo XVI…era un verdadero comelibros. Pero un día estaba sentado en su despacho, ordenando unos materiales para llevarlos a clase, y me vi metido en aquel despacho antiguo lleno de papeles y muebles oscuros. Miré por la ventana y pensé: ésto no es para mí. Llevaba 3 años acudiendo al quiropráctico, un amigo me lo recomendó y me había transformado: me sentía mucho mejor corporalmente, emocionalmente, mucho más sensible, enchufado. Así que dos semanas después acudí a la consulta de mi quiropráctico, me lo quedé mirando mientras atendía a un paciente y pensé: ¡un momento! ¡yo podría hacer esto hasta los 90 años! Me encantaba tratar tan directamente con la gente, generarles cambios corporales, ayudarles a sentir más vida.

A los pocos días anunciaron la primera universidad de España donde se daría la carrera de Quiropráctica, en Madrid. Lo dejé todo, la Filología, un empleo que tenía en la Biblioteca, mi pareja, mi piso, y me fui a estudiar Quiropráctica!

4. Qué relación tiene la quiropráctica con nuestros hábitos de vida?

Una relación muy poderosa. Mucha gente viene a la consulta por los buenos resultados que obtenemos con dolores de espalda, cefaleas, mareos, ciáticas….pero eso es sólo una parte de lo que la Quiropráctica puede hacer por ti. Al eliminar al máximo los bloqueos de la columna vertebral, ayudamos a que los nervios, que salen por la columna, funcionen con las mínimas interferencias. Esos nervios son los enchufes del cerebro, es la manera como se comunica con el resto del cuerpo. Así que si el cerebro está mejor enchufado al cuerpo, ¿qué crees que sucederá cuando vuelvas a hacer una mala postura? ¡Pues que el cuerpo te lo hará notar mucho más rápido! ¿Y si comes algo que no te está sentando bien? ¡El cuerpo te lo hará saber en tiempo récord! ¿Y si estás en una situación, en una relación, estresante, que te hace sentir mal, que te limita? ¡El cuerpo hablará alto y claro, y a menudo se te ocurrirán nuevas soluciones que ni se te hubieran podido imaginar antes! Desde el cuerpo tomamos todas las decisiones de nuestra vida. Es fundamental que estemos bien conectados a su inteligencia para desarrollar los mejores hábitos propios.

5. Cuando buscaba información sobre este tema, leí que la quiropráctica conecta la inteligencia de tu cuerpo y que esta “inteligencia innata” permite que nuestro cuerpo se cure a sí mismo – y que una subluxación de la médula puede “bloquear” nuestro flujo de energía, lo que puede causar todo tipos de trastornos de salud. Puedes explicar estos dos conceptos?

La inteligencia innata es la expresión clásica, algo poética incluso, que se empleó en el siglo XIX para hablar de la inmensa inteligencia que el cuerpo emplea para funcionar. Estamos hablando de información genética, epigenética, molecular, hormonal, nerviosa, electromagnética, química, sensitiva. ¡Nuestro cuerpo genera casi 100.000 células nuevas cada minuto, coordina 150 músculos para levantarte de la silla, y distingue 35 colores por segundo! ¡Es un genio!

La subluxación vertebral es el término, recogido en la Clasificación Internacional de Enfermedades, que hace referencia a los bloqueos de las articulaciones de la espalda y los problemas musculares y neurológicos que genera. Son los bloqueos de la espalda, ¡allí donde saltan los fusibles de nuestra estructura!

6. Explícanos qué es el nervio vago, para qué sirve y cómo afecta al resto de sistemas de nuestro cuerpo.

El nervio vago es un nervio muy importante. Procede directamente del cráneo y organiza la información del sistema parasimpático, la parte automática del sistema nervioso que nos permite cosas como digerir, relajarnos, etc. Sin su información nos encontraríamos todo el día en estado de “alarma”, pasados de vueltas. Nos da el toque de frenada en los procesos más importantes del organismo.

7. Estando en casa, qué nos recomiendas que hagamos como ejercicios o deporte para mantener una postura correcta y la columna vertebral bien alineada?

Caminar por casa, aunque sea aburrido. El caminar es una de las actividades más completas, y en gran medida la estructura humana se ha diseñado por caminar. Nelson Mandela corría cada día 5 km en su celda durante más de 25 años. Si él podía hacer eso metido en la cárcel, corriendo en el sitio, tú puedes al menos caminar 10 minutos por el pasillo.
Respirar profundo a lo largo del día. Una. Dos. Tres veces es una verdadera bendición. Relaja, abre la musculatura, afina el entendimiento, y es tan tan agradable!

Si tienes cualquier pregunta sobre este tema, no dudes en ponerte en contacto con Sinia o con nosotros.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Y entérate de las últimas tendencias de fitness y bienestar, así como horarios y fecha de lanzamiento.